Entrevista al diseñador Ritxi Ostáriz

ritxi ostarizRitxi Ostáriz es un diseñador gráfico especializado en el sector editorial, que ha desarrollado proyectos de diseño y dirección de arte, para clientes del sector de la cultura de todo el mundo. El bilbaíno dirigió su propio estudio durante más de cinco años y actualmente es diseñador en la oficina de Madrid de la prestigiosa marca de consultoría internacional Saffron Brand Consultants. Ha recibido varios galardones como el Premio Laus de Bronce en 2010, ha participado en importantes eventos, como el Selected Europe, dirigió el Máster de Motion Graphics en el IED y es docente del Máster en Comunicación y Diseño Estratégico del centro de formación Trazos.

En alguna ocasión has definido tu estilo como minimalista, tanto en el sentido ornamental como funcional. Y has contado que intentas mezclar dos mundos opuestos: el arte tradicional o mitológico, lo folklórico lo artesanal y el diseño pulcro y sobrio de los países nórdicos. Con los años ¿hay alguna otra influencia o estilo que hayas ido haciendo tuyo?
Lo que siempre he defendido realmente es que son otros los que se han encargado de hablar y poner palabras a mi estilo, aunque sí que es cierto que me siento más atraído por unas tendencias que por otras. A día de hoy, podría decir que más que el diseño nórdico me siento más identificado con otras escuelas tipo la suiza actual, holandesa, francesa, alemana. Muchos de mis mayores referentes vienen de esta zona geográfica. La experimentación gráfica a base de construir y deconstruir sobre retículas y estructuras más clásicas.

Si comparas el estilo de tus trabajos como freelance con los que creas ahora en Saffron, ¿observas diferencias notables? ¿Qué te está aportando el trabajo en equipo en la compañía?
Mi trabajo personal y el realizado como parte del equipo de diseño de Saffron Brand Consultants son totalmente distintos. Y en cierto modo es normal, porque el tipo de clientesRitxi_Ostariz_2 y el tipo de mercado en el que se mueven ambos mundos son también opuestos. En mis proyectos personales destacan más clientes culturales, artísticos, como músicos, pequeños en volumen y sin grandes intermediarios, así que el trabajo es más íntimo y personal. También es un trabajo más fugaz, más rápido de realizar y más estético. En Saffron formo parte de un equipo de diseñadores y consultores, trabajando para grandes compañías globales. Las necesidades de este tipo de clientes hacen que el trabajo, tanto en su resultado como en su proceso, sea radicalmente distinto.

Al principio de tu carrera profesional estabas claramente orientado al diseño digital, la animación y el motion graphics ¿por qué terminaste desencantado y aparcándolos como un entretenimiento?
Supongo que el hecho de aparcar el mundo digital no es algo que haya escogido por decisión propia radical, sino por ir, poco a poco, enamorándome cada vez más del papel. Creo mucho en el diseño para un objeto físico, un disco o un libro, que pueda disfrutar en cualquier momento y en cualquier lugar, independientemente de la tecnología existente. Dentro de X años la experiencia digital será tan distinta a la actual que los trabajos realizados actualmente en este medio serán casi seguro imposibles de reproducir. Es un trabajo efímero, muy centrado en el presente y olvidando pasado y futuro. Sin embargo, un libro en papel es igual ahora a como era hace cien años, y seguramente será idéntico dentro de otros cien años. Es un trabajo atemporal y esa atemporalidad me atrae, desde un punto de vista romántico.

Llegando a fechas cercanas al Día de los Muertos te acordarás de “¡Viva Calaca!”. ¿Hay alguna posibilidad de que te embarques, para alegría de tus seguidores, en la creación de una tercera parte o en algún otro proyecto de animación como el videoclip “No cowboy”?
‘¡Viva Calaca!’ es un proyecto al que por supuesto tengo especial cariño, pues ha atraído a mí a un público que de otra forma no se hubiera acercado. Todos los años, llegada la celebración de Todos los Santos / Día de Muertos / Halloween, recibo multitud de emails con peticiones para reproducir los cortos en festivales o celebraciones, así como escuelas, museos o centros culturales. Este año, hasta me han sido solicitados por el Departamento de Turismo de México para su web, lo cual es un orgullo, aunque creo que finalmente no los han utilizado. A día de hoy, y según mi situación actual como diseñador en Saffron, es difícil que pueda aparecer una tercera parte de ‘¡Viva Calaca!’. Realizar una animación como esa requiere un tiempo aproximado de mes y medio o dos meses, totalmente dedicados a ello, y eso es un tiempo del que obviamente no dispongo. Pero nunca se sabe lo que el futuro puede traer, y si en algún momento dado vuelvo a trabajar por mi cuenta, sí que es algo que me gustaría retomar, tanto por mí, como por todos los seguidores que ‘¡Viva Calaca!’ tiene por todo el mundo.

Tu afición por el arte, la mitología, la historia o la arqueología, ¿cómo influyen en el resultado final de tus trabajos?
Lo cierto es que no diría que influyen directamente en mis proyectos, al menos en el aspecto visual. No trato de hacer trabajos específicamente alquímicos o cabalísticos. Pero estas aficiones sí influyen, definitivamente, en mi forma de pensar y de utilizar el simbolismo para crear. En muchos de mis trabajos hay mensajes ocultos, escondidos, que tienen un significado que sólo algunas personas conocen o pueden interpretar. No hablo de ocultismo o esoterismo, sino de algún tipo de contenido que tenga que ver con el proyecto en sí, o con el propio cliente para el que trabajo.

Formas parte del elenco de profesores del Máster en Comunicación y Diseño Estratégico del centro de formación Trazos, ¿cómo estás viviendo esta oportunidad?
Aún no he tenido que dar clases, ya que mi participación será en un momento más avanzado del curso; pero es para mí un orgullo el que Ana Echegoyen y Pablo Rubio (Erretrés) hayan contado conmigo para participar en él como docente. Ya tuve el placer de trabajar junto a Ana Echegoyen cuando dirigí el Máster de Motion Graphics en el IED, siendo ella coordinadora del mismo, y fue una experiencia realmente fascinante. Estoy muy ilusionado con esta nueva experiencia, pues la docencia o en general el transmitir o compartir conocimientos es algo que me resulta muy gratificante, ya sea en conferencias, talleres o como profesor. Ya he tenido la oportunidad de hacerlo en el IED, y también en la Madrid School of Marketing como parte del equipo de Saffron. Y además de Trazos, este año participaré en clases y talleres de Mr. Marcel School, bajo la dirección de Javier Nieto, a quien también he de agradecer su confianza en mi experiencia.

Sabemos que te sientes medio burgalés por la especial relación que tienes con el pueblo de tu madre, Salas de los Infantes. ¿En qué y cómo te han influido sus gentes, sus paisajes, su gastronomía o su rico patrimonio paleontológico y arqueológico en tus diseños?
En cierto modo la respuesta podría ser la misma que anteriormente. Es difícil trasladar las costumbres o tradiciones burgalesas a un diseño contemporáneo. Pero sí es cierto que Salas, sus gentes, su comida o sus paisajes, todos los ratos que he pasado allí… influyen en mi carácter, en mi humor, y eso acaba del mismo modo viéndose reflejado en el diseño. Digamos que Salas me da la vida y motivación que Madrid, como ciudad meramente de trabajo, me quita día a día. Otro caso aparte, es La Leyenda de los Infantes de Lara, historia que me apasiona de forma especial, y sobre la que algún día tengo intención de editar un libro de coleccionista.

Ritxi_Ostariz_3¿Cómo percibes el diseño actual español?
Bajo mi humilde opinión, y con todo el respeto hacia el resto de profesionales, creo que seguimos estando muy retrasados respecto a Europa. Se nota, como en la gran parte de asuntos del país, un auto-pesimismo que impide dar pasos hacia adelante; nos quejamos pero no hacemos demasiado por solucionarlo. Afortunadamente, y gracias a Internet, las fronteras son cada día más transparentes, y los nuevos diseñadores pueden enriquecerse más fácilmente y dejarse influenciar por escuelas extranjeras, como la centroeuropea o la londinense, que realmente están haciendo las cosas de maravilla. No quiero negar, que en los últimos años están apareciendo jóvenes diseñadores en España con poca experiencia pero con unas ganas y un talento extraordinarios. Y sin olvidarnos de estudios importantes, de pequeño – mediano tamaño, pero con un trabajo impecable, como Erretrés, Design by Atlas (Astrid Stavro + Pablo Martín), Folch Studio…

¿Cuál crees que es la mejor cualidad que debe poseer un diseñador gráfico en el contexto en el que vivimos? ¿Qué les recomendarías a los profesionales que están comenzando?
Una cosa que he defendido siempre, y que, sorprendentemente muchos no llevan a cabo, es abrirse a mercados internacionales. En toda mi carrera he trabajo muy poquito para clientes españoles y creo que esa es una de las razones principales de haber llegado donde he llegado. La riqueza cultural que te aporta trabajar directamente con gentes de Rusia, Islandia o Estados Unidos te hace, no sólo mejor diseñador, sino una persona más completa también. Siempre que doy conferencias o doy clases, hablo de mis tres pilares básicos en los que creo que un creativo tiene que apoyarse para crecer como profesional; pilares que por otra parte, estoy seguro pueden ser aplicados a cualquier profesión:
Mucho trabajo, esfuerzo, sacrificio y pasión por lo que haces. Mucha suerte, para estar en el momento y lugar adecuado. Echarle mucho morro. Dirigirte directamente a ese cliente o estudio para el que quieras trabajar. El probable “no” lo tienes asegurado, el posible “sí” te traerá reconocimiento y felicidad. Más específicamente, a aquellos que estén empezando les diría que busquen una motivación, algo que les apasione y que les haga emplear sus diseños en ello. Puedes ser una aficionada a la moda y crear un fanzine sobre moda. O que te guste el cine y tengas un blog de cine. O los viajes. O tu ciudad, o tus amigos… Lo que sea, pero que quieras generar material personal para ese proyecto, que te obligue a meter horas sin esperar a que tus primeros clientes aparezcan.

¿Puedes recomendar a nuestros lectores webs, blogs o cuentas de redes sociales que formen parte de tu lista de favoritos?
Podría estar horas aportando recursos sobre los temas que me interesan (arqueología, historia, mitología…), pero entiendo que la pregunta va relacionada con el ámbito del diseño, así que permitidme únicamente recomendar el Twitter de mi amigo Wences Sanz (@stereochromo), una fuente inagotable de recursos e inspiración sobre diseño. Además, hace unos pocos días que vuelca dicho contenido también en forma de blog, bajo la dirección designmatazz.com. De su sección de chicas en Pinterest mejor ni hablamos… También invito a todos a seguir mis propios tweets en @ritxiostariz ya que cada cosa que encuentro que me parece realmente interesante suelo compartirla directamente a través de dicha plataforma, sea de diseño, arte, música…

Nos gustaría que compartieras alguno de los proyectos en los que estás embarcado.
Hablando únicamente de proyectos personales y no de los de Saffron, actualmente estoy en diferentes fases del proceso de diseño de tres nuevos discos, entre los que se incluye la versión orquestral de la gran obra de Markus Reuter, “Todmorden 513”, proyecto muy especial para mí desde que la iniciáramos juntos en su primera edición hace ya cinco o seis años. Por otra parte, siempre tengo proyectos personales en la cabeza, como el libro que he mencionado antes sobre la Leyenda de los Siete Infantes de Lara, pero sin tiempo para poder desarrollarlos como se merecen.

Ritxi_Ostariz_1“190º The Magazine” sirve como plataforma para dar a conocer el trabajo de artistas, jóvenes emprendedores o artesanos noveles, ¿qué opinión te merecen revistas como la nuestra?
Proyectos como el vuestro son, a día de hoy, absolutamente indispensables para que la cultura no caiga muerta en España. Con el poco dinero que las administraciones pueden (o deciden) invertir en cultura, solamente la iniciativa personal y privada puede dar visibilidad a proyectos que merecen la pena. Aparte de ello, siempre es enriquecedor para los propios autores de la publicación, encontrar esa motivación de querer editar un nuevo número, y ponerse las pilas para ello. Tener las mentes ocupadas en crear sólo puede significar dar pasos hacia delante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s